Tema Reciente

mayo 07, 2009

AÑORANZAS!!!



Cuando era niña, de algunos 5 o 7 años recuerdo cuanto quería ser grande, cuanto quería llegar a tener 15 años y poder así salir a parrandear con mis amig@s, ir al cine, tener novio o hacer cualquier otra cosa que amerite cierto sentido de independencia, ser libre.

Una vez cumplido los 15 años, no bastaba tenerlos; quería mas, quería saber que se siente estar pendiente de las elecciones electorales e ir a votar por el partido de mi preferencia o mirar afuera del centro electoral a ver si alguien se ofrecía a proporcionarme dinero; también quería tener mi licencia de conducir, aunque cada vez que manejara el carro siempre se fuera pa` el contén (No iba a ser yo, sería el carro).

Ahora soy adulta, por lo menos eso dice mi cédula de identidad y electoral, pero… Ay!, cuanto quiero retrotraer el tiempo y volver a vivir aquello que quizás con prisa lo habré vivido, al fin y al cabo, recuerdan que les dije que quería ser grande…

No saben cuanto añoro las olimpiadas de carreras y peso completo en las que participábamos mis primos y yo, donde mis abuelos, mis padres y tíos eran los árbitros, los jurados, los sargentos, los verdugos; y nosotros, unos simples cabos, unos pela papas, los disciplinados, los que éramos perseguidos “sin razón alguna”.

Cuanto añoro saborear esa harina que daban al terminar las clases de la escuela Félix María del Monte, o ese trigo (el único que me ha gustado en mi vida), o ver como esos panes con mantequilla se burlaban de nosotros al otro lado de la escuela, la salida.

Como no he de recordar a mis únicas tres profesoras de Duvergé (Aurin, Nancy y Miriam), esas aulas que tenían dos pizarras (una para escribir a molde y otra para escribir corrido, realmente no recuerdo que en la universidad me tuvieran esa consideración, pero bueno…). También recuerdo, que solía salir unos minutos más temprano de clases, para ser yo la que tuviera el privilegio de bajar y doblar la bandera, aunque debo reconocer que nunca he sido tan patriótica.

Como he de olvidar ese cargo de conciencia por no haber pagado los tres pesos de un libro bíblico, creo que alguno que otro de ustedes se lo habré dicho antes.

Como no he de recordar, que nuestro único centro de diversión era el parque (con su glorieta o sus piletas con alguna que otra jicotea); y muy rara vez el cine “Felicita”, donde se podía confundir los murciélagos con platillos voladores mientras veíamos películas de “Bruce Lee”.

Sí, definitivamente deseo ser niñ@, y poder volver a jugar a las bitillas, la pata e´ jarro, Jum, el escondio, bolitas, o quedarme en casa cada 27 de febrero por temor a que los diablos cajuelos me arrastraran con sus sogas o látigos; a bañarme en la rigola, la tina, el dique, el segundo puente, nunca en la laguneta, la zurza y en un sin numero de riachuelos utilizando como pretexto que era para ir a enjaguar la ropa.

No saben cuanto hubiera querido dejar de lado mi egoísmo, y haberme dado cuenta que en la misma medida en que yo crecía, mis abuelos, mis padres, mi familia también lo hacían (antes solía ver a mi abuelo llegando del conuco montado en un burro, con dos bidones dentro del serón haciéndole juego; ahora solo me limito a verlo con su cuerpo lleno de herramientas que hicieron acto de aparición mientras yo también crecía).

Al final, heme aquí, queriendo retrotraer el tiempo y volver a vivir aquello que quizás con prisa habré vivido, al fin y al cabo, ¿Recuerdan que les dije que quería ser grande?....

6 comentarios:

Edú dijo...

Me encanto!!

julia dijo...

viene gente que no se da cuenta que la vida es corta (Pavel Nu;ez)...Pero esta muy chulo tu articulo, todos hemos pasado por eso!!

conejita dijo...

Wao Eva!!!!

No lo puedo creer, pero he llorado con tu post...

sencillamente sublime vieja... no sabes como deseo volver a ser una niña...

Anónimo dijo...

Un tema lleno de emocion que da mucho que reflexionar y nunca dejar que ese nino en nosotros desaparesca y que aun sumergidos en la fuerte realidad de estos dias ahi muy adentro de nuestras memorias hay un espacio hermoso que nos reconforta y nos da fuerzas para hacer de esos suenos nuestra realidad ..mil veces bravo! Evita. att Alan Jr.

Alan Jr. dijo...

Un tema refrescante y lleno de bellezas que de seguido vienen al leerlo, nos hace viajar a ese espacio donde aun sumergidos en la fuerte realidad de estos dias esta ahi adentro de cada uno de nostros y nos la fuerza necesaria para continuar y poder hacer de aquellos suenos una realidad feliz.Mil vecez bravo! evita.

Juanml dijo...

Muy bueno, les aconsejo a todos los jovenes que aprovechen su tiempo, pues esos pensamientos duelen cuando ya no se pueden hacer cosas que habiamos planeado, o metas que no se alcanzaron, nada es imposible, solo hay que fajarse y perseverar.

Publicar un comentario

Blogger templates